En Fine rent a car nos gusta ayudar a nuestros clientes no solo a que alquilen el mejor coche para su estancia en Alicante sino también a que aprovechen ese vehículo para conocer a fondo dicha tierra. Por eso, periódicamente, nos gusta darles a conocer planes en ese sentido. De ahí que, en artículos anteriores de nuestro blog, hayamos procedido a exponer algunos de los pueblos más pintorescos de Alicante que recomendamos visitar con ese vehículo.

Pueblos esos a los que hoy vamos a añadir otros dos más como son los siguientes:

Petrer

A unos 462 metros sobre el nivel del mar se encuentra situada esta población, que pertenece a la Comarca del Medio Vinalopó y que ya fue habitada durante el Neolítico, a tenor de los hallazgos arqueológicos que se han llevado a cabo.

Por su gran valor dentro de lo que es el sector del calzado es por lo que muchos turistas se animan a visitar esta localidad. No obstante, también es muy interesante conocerla no solo por su ubicación sino por la gran riqueza patrimonial e histórica que posee.

Así, por ejemplo, da la posibilidad de admirar in situ monumentos de importante valor como es su Castillo, que es su emblema y que data del siglo XII. En la parte alta de la población se sitúa esta fortaleza donde destacan su torre del homenaje o la muralla.

Por supuesto, no hay que pasar por alto el conocer sus singulares casas-cueva, en cuyo interior se puede descubrir cómo vivían en ellas los vecinos del lugar durante los siglos XIX y XX.

Polop de la Marina

Otro de los pueblos más pintorescos de Alicante que se debe visitar en ruta con un coche alquilado es este, que pertenece a la Comarca de la Marina Baja y que tiene su origen en la cultura íbera.

Si recomendamos conocer in situ este lugar es porque, ante todo, brinda la posibilidad de disfrutar de su rico y variado patrimonio histórico. Así, en él se pueden admirar desde su muralla medieval, que se sitúa en la zona más elevada de la población, hasta su Castillo, que tiene origen musulmán y que fue erigido en el siglo XII.

Las numerosas y significativas fuentes, el Santuario de la Divina Pastora o la Iglesia de San Pedro, del siglo XVIII, son otros lugares que merece la pena admirar en el recorrido por este hermoso pueblo alicantino.