Si cuando disfrutas de unas vacaciones te gusta conocer a fondo el lugar donde las pasas, te va a interesar saber que si eliges como destino Alicante tienes una oportunidad estupenda para descubrir esta provincia a fondo. En concreto, te va a interesar alquilar un coche para poder llevar a cabo la espectacular Ruta de los Castillos del Vinalopó.

Se trata de una ruta que discurre por el Valle del Vinalopó, que cuenta con unos 100 kilómetros de recorrido en los que pueden admirarse nueve de las mejores fortalezas de origen árabe que se conservan en la mencionada provincia.

Anímate, alquila un vehículo con Fine rent a car y realiza esta ruta que comienza por estos tres castillos:

Castillo de la Atalaya

En la localidad de Villena es donde se encuentra ubicada esta primera fortaleza del recorrido, situada sobre el Monte San Cristóbal.

Como Monumento Histórico-Artístico y como Bien de Interés Cultural se encuentra catalogado este castillo, que fue construido en el siglo XII y que ha sido sometido a varias reconstrucciones y rehabilitaciones a lo largo de los tiempos.

Su torre del homenaje, su plaza de armas o sus bóvedas almohades son varios de los elementos que más destacan en esta edificación que, en la actualidad, acoge el inicio de la famosa Fiesta de Moros y Cristianos.

Castillo de Biar

El segundo castillo que conocerás llevando a cabo la Ruta de los Castillos del Vinalopó es este, que se sitúa en la localidad que le da nombre.

Fue construido en el siglo XII sobre un cerro, está catalogado como Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico y pertenece al Tesoro Artístico Nacional.

Unos 17 metros de altura son los que llega a alcanzar esta fortaleza, en la que destaca de modo especial sus bóvedas nervadas almohades, ya que están consideradas una de las más antiguas de todo el país.

Castillo de Bañeres

La tercera parada en este recorrido será esta otra construcción defensiva, que se encuentra ubicada en el municipio del que toma su nombre.

Su origen es almohade, se construyó en el siglo XIII y está ubicada a unos 830 metros sobre el nivel del mar. Asimismo, no hay que olvidar que este castillo, en cuyo interior se encuentra el Museo Festero, destaca, de modo especial, por su torre del homenaje ya que cuenta con 17 metros de altura.

En próximos artículos, más castillos que visitar en esta ruta.