Ya te encuentras pensando en tus próximas vacaciones y tienes claro que el destino elegido para las mismas va a ser El Campello. Un enclave este perteneciente a la provincia de Alicante y, en concreto, a la comarca de la Huerta de Alicante. En él seguro que pasas una estancia inolvidable pero es fundamental que tengas en cuenta un elemento esencial para lograrlo. ¿Cuál? Disponer de un coche de alquiler.

Reservar un automóvil para tus vacaciones te va a servir para poder disfrutar de una larga lista de ventajas, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Contarás con la autonomía y la libertad necesarias para poder moverte por El Campello. Y es que podrás conocer sus rincones más especiales sin necesidad de tener que depender de un taxi o de los medios de transporte públicos.

  • Podrás desplazarte con absoluta comodidad por la ciudad.

  • Tendrás al alcance de la mano un vehículo para poder acudir a las playas que desees llevando contigo todo lo imprescindible para disfrutar de la jornada.

  • Alquilar un coche es un verdadero ahorro, porque resulta más económico que estar continuamente comprando billetes de medios de transporte público para moverse por la urbe, sobre todo, si se viaja en familia.

  • De la misma manera, no hay que pasar por alto tampoco que, además, disponer de un automóvil va a permitir poder llevar a cabo alguna ruta para poder descubrir los rincones más especiales que existen en el torno de El Campello.

Por todo lo expuesto es por lo que te conviene alquilar un coche y, además, hacerlo con nuestra empresa. Y es que en Fine rent a car contamos con una amplia flota de automóviles, disponemos de unas tarifas realmente económicas y no cobramos por tanque de combustible. Eso sin olvidar que nuestros vehículos tienen seguro y que disponemos de elementos adicionales que puedes necesitar, como sería el caso de sillas de bebés o incluso GPS.

Si finalmente te animas a reservar tu automóvil, te recomendamos que en El Campello no te olvides de descubrir estos lugares tan especiales:

  • El yacimiento arqueológico de La Isleta, correspondiente a la Edad del Bronce.

  • La Torre de las Aguas, una construcción defensiva del siglo XVI.

  • Las playas de Carrer la Mar y Muchavista, que ofrecen todo lo necesario para pasar un día inolvidable.

  • La Iglesia de Santa Teresa, que data de la primera mitad del siglo XIX.