Si estas vacaciones tienes claro que vas a alquilar un vehículo para moverte libremente y sin depender del transporte público, debes ser consciente de que tienes muchos automóviles al alcance de la mano. Buena muestra de ello es la flota que poseemos en Fine rent a car.

Coches pequeños, familiares, de estilo deportivo…son los que podrás reservar. No obstante, no te olvides de que también puedes optar por hacer lo propio con una furgoneta.

Sí, como lo has leído. Podrás alquilar una furgoneta que te permitirá disfrutar de una larga lista de ventajas, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Si se viaja en familia o con amigos, va a ayudar a realizar los desplazamientos de manera mucho más cómoda. Y es que se tendrá más espacio dentro del vehículo.

  • De la misma manera hay que establecer que es una estupenda opción a la hora de viajar con mucho equipaje. Y es que se contará con más espacio para este que si se opta por alquilar un coche.

  • Por supuesto, no hay que pasar por alto que merece la pena decantarse por una furgoneta si se está de vacaciones con algún familiar o amigo que vaya en silla de ruedas o con niños que necesiten carrito. Sí, porque supondrá disponer en el vehículo de unas dimensiones adecuadas para poder guardar esos artículos que tienen un tamaño considerable.

  • Asimismo si vas a disfrutar de tus días de descanso practicando deportes acuáticos en la costa de Alicante, posiblemente quieras llevar contigo tu tabla de surf o demás equipamiento. En ese caso, ten presente que la furgoneta es el vehículo perfecto para ti. ¿Por qué? Porque cuenta con una parte trasera con un gran tamaño para poder llevar todo lo que necesites para disfrutar de ejercicio en el mar.

Por estas y otras razones, ten claro que alquilar una furgoneta es una estupenda opción. Además, si lo haces con Fine rent a car disfrutarás de ventajas realmente interesantes como estas:

  • Tarifas económicas y competitivas.

  • Servicio a domicilio. Y es que podemos hacerte la entrega del vehículo alquilado donde mejor te convenga, como en el aeropuerto o incluso en el hotel donde te hospedes.

  • No pagarás por el tanque de combustible sino únicamente por lo que consumas.